A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

3 de abril de 2011

Con el culo puesto y mirando para Medina.

A las clásicas tradiciones de La Isla como los ostiones en carnaval, los roscos de semana santa y las caquitas de paloma sobre la cabeza del jinete que preside la plaza del ayuntamiento, podemos añadir los programas electorales que se desempolvan cada cuatro años y luego vuelven al cajón y las rayas blancas de los pasos de peatones que solo se pintan durante la campaña del alcalde de turno.

Hace unos años se hizo famosa la rotonda de Borrego y la capacidad del entonces alcalde Antonio Moreno, que consiguió que se construyera en una sola noche; desde entonces pocos han superado la proeza pero si consiguió que poco a poco las rayas de los pasos de peatones se convirtieran en un clásico en campaña electoral.

Dicen mis paisanos y paisanas que este año, las elecciones, van a ser distintas, especiales, reñidas y que nos depararan muchas sorpresas y un argumento destaca sobre los demás, “No nos podemos permitir otros cuatro annus horribilis como los que hemos padecido, no podemos consentir que los mismos políticos que ahora están, continúen en sus puestos”.

Un fantasma recorre San Fernando, un clamor por el cambio y no precisamente por el que proclaman algunos spots publicitarios, sino por un cambio real, tanto en las formas de hacer política como en los políticos, el clamor es ¡Aire fresco!

Lastima que los tres grupos que aún tienen representación o no se enteran, o están sordos o aún siguen creyendo que a los cañaíllas se les puede meter en el bolsillo regalándoles promesas, las mismas de siempre, dibujándoles macroproyectos cuasi faraónicos, los mismos de siempre, pintándoles piscinas cubiertas, las mismas de siempre o permitiéndoles participación, aunque sea a través de Internet… y repintando las rayas blancas o reasfaltando los baches de siempre; Por supuesto no podía faltar la cantidad de cositas que van a construir en los terrenos de defensa, en esos terrenitos que siguen sin ser nuestros, otro clásico.

Pero eso si, los tres saben también que se la juegan, que tienen que dar el “do” de pecho y ahí andan compitiendo no solo en su particular guerra a tres, de trapos sucios y acusaciones mutuas sino que también los tres andan haciendo trabajar a sus sabios a destajo para ver quien promete la nube mas grande, quien la dibuja mas bonita y atractiva y en la competición están derrochando e invirtiendo tantos parneses que ya resulta escandaloso.

Pero lo que para muchos y muchas, incluyendo a esta servidora, es un enorme misterio, es de donde saca la pasta el equipo de desgobierno, los de la manita abierta y no solo por la descomunal campaña publicitaria sino por la enorme cantidad que se está invirtiendo en “obras electorales”; no queda un rincón en La Isla donde no se estén arreglando aceras, tapando boquetes, plantando florecitas… y eso que a finales del 2010, cuando se aprobó el presupuesto, según el alcalde, no había ni para reponer bombillas, y eso que según ese presupuesto, solo se podrían realizar las obras urgentes, que las otras tendrían que pasar por una comisión de no se qué…

Pues eso, que mis paisanos y paisanas tienen razón, que este año las elecciones van a ser distintas, que hace falta aire fresco, que nos jugamos el futuro, que… o nos mojamos o La Isla estará otros cuatro años con el culo puesto y mirando para Medina.