A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

20 de abril de 2009

Los “hijos Predilectos de Varela”


Un fantasma recorre La Isla, un macabro jinete uniformado que, incansable, señala con el índice el norte del continente africano, lugar donde ganó sus laureadas exterminando moros, por dios y por la patria, lugar donde aprendió el arte de las sacas y los fusilamientos y que luego ejerció con sus paisanos con exquisita maestría… Su sombra sigue ganando batallas y engendrando hijos; son los “Hijos predilectos de Varela”.

Mientras que el bilaureado preside nuestra Consistorial Plaza de España, sus hijos siguen gobernando nuestra Isla, inflexibles ellos, marciales ellos en sus desfiles kukusclanianos, impertérritos ellos, por dios y por La Isla, por la hucha desaparecida, por el chalecito en la barrosa, por la bicentenaria foto, por las enceradas aceras de las velas, por las carreras oficiales, por los terrenitos de defensa, por las exacciones a los chupópteros y diteros subvencionados, por las exigencias a los otros, por los incumplimientos propios, por el desprecio a los ciudadanos, por los cuaresmales conciertos, por las obritas reditárias, por la traición a los expropiados, por las ilustres visitas, por los eternos cambios presupuestarios, por los presupuestos prorrogados, por las subidas de impuestos, por los servicios mermados, por las mentiras en el reciclado… ¡Por tanto!

Estos venerables y predilectos hijos de Varela, los del pacto infame por sillones y buchacas, estos engañabobos, estos desmemoriados de sus propios programas cazavotos, estos desmemoriados históricos, seguirán gobernando nuestra Isla, porque nuestra Isla aún duerme la resaca de las velas, seguirán gobernando nuestra Isla porque nuestra Isla está almidonando el uniforme de la guardia salinera y organizando peruleraniamente la elección de la reina de la Feria del Carmen, seguirán gobernando porque nuestra Isla borró del diccionario la palabra ciudadano, porque nuestra Isla olvidó la palabra participación, porque nuestra Isla no quiere saber que es Movimiento Ciudadano.

Las campanas de todas las iglesias suenen a réquiem por nuestra Isla moribunda, vencida otra vez por los hijos predilectos de Varela.

1 comentario:

daalla dijo...

Conspirador, golpista y genocida. ¡Vaya hijo predilecto! Lo malo es que sus descendientes dirán que era un demócrata y que ellos lo son aún más. Esa es la gente que nos sobra, la que medró con la dictadura y ahora con la democracia. La que no dudaría en echarse al monte de nuevo contra su "padre", el pueblo al que deben defender.
Saludos.