A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

2 de octubre de 2009

La pasividad complaciente es otra forma de complicidad


Últimamente, la pregunta que circula por La Isla, como siempre en la intimidad del corrillo, en mentideros periodísticos, en el mercado, o en ciertos foros digitales es ¿Qué más tiene que pasar en San Fernando para que alguien dimita…?

Sinceramente creo que, aunque “llueva café en los esteros” las dimisiones no se van a producir; se vive muy bien con sueldazoconcejal bajo el paraguas protector de una justicia lenta y precaria, cuasi eterno secreto sumarial, con la mieditis inconfesable a la moción de censura y sobre todo a esa pasividad complaciente de los habitantes, que no saben o no quieren ejercer de ciudadanos isleños.

Ya, casi a diario, surge otro nuevo escandalito, otro nuevo desatino, otra “irregularidad en las cuentas” que por un lado sigue mermando la caja y por otro incrementa el gasto en indemnizaciones por la increíble discapacidad de este desgobierno… ¿Dónde puñetas han metido el dinero que pagamos por la recogida de basuras, para no poder pagar a la concesionaria?.

Claro que, también, a causa de esa pasividad complaciente que les hace creer que somos tontos …¿lo somos?... se permiten la desfachatez de decir que “tenemos superávit” o que nos van a “congelar los impuestos municipales”, cuando en realidad la congelación supone una subida encubierta, dado que el IPC interanual, a todas luces ha bajado.

Y de los grupos políticos con representación, “pa echarles de comer aparte”, los cuatro y medio del PA, incluyendo los “amamantaos” haciendo piña con su alcalde/benefactor mientras la teta dé leche; los peperos, ídem de ídem, pues mientras que puedan apurar el pactosillones y los dineritos mensuales… pues eso, a instar a la junta mientras miran para otro lado con las narices tapadas; y el alcaldable, el de la línea directa con Madrid, el de la lima y segueta diaria para las patas del sillón de D. Manuel, el que se frota las manos soñando con la alcaldía, el que amaga pero no da… D. Fernando, ese, no sabe lo que le espera… pues le van a dejar el sitio tan roto, tan en ruinas, tan irrecuperable, que va a necesitar el teléfono rojo directo para pedir dinero a espuertas, si quiere reconstruir La caja y La Isla y eso si tiene suerte y D. Mariano no lo quita el sitio al ZP (…nos coja confesaos…).

Pues eso, que no seamos más pasivos complacientes so pena de convertirnos en otra forma de cómplices y al mismo tiempo, victimas de estos listillos y sin embargo inútiles. Estén o no politizados, apoyemos a la Plataforma, que defendernos y reclamar nuestros derechos también es hacer política.

2 comentarios:

daalla dijo...

El panorama que pintas es desalentador. Lo peor es la pasividad de la gente de a pie, que da ganas de decir que tienen lo que se merecen. Es curioso lo mucho que aguanta la gente, allí y en cualquier lugar.
Saludos

Anónimo dijo...

Alba, no caigas en la trampa cuando hablas de la posibilidad de una Plataforma politizada. Ese argumento es el que utilizan los que no tienen argumento, y evidentemente a ti te sobran. Un abrazo. Salud.