A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

29 de agosto de 2010

Tribunal de Cuentas y Fiscalía Anticorrupción: ¡Ya es hora!


Esto no hay quien lo entienda; ya hace algo mas de un año que saltó la noticia, ya hace unos meses que La Cámara de Cuentas terminó su informe sobre el desfalco y fue publicado en el Boletín Oficial de la Junta (BOJA), pero de la investigación judicial nada se sabe y superman Clemente sigue en prisión…

Pero resulta que 6.000 euros se convierten en seis millones por arte de magia y nadie del escalafón del Área de Hacienda advierte el error, ni se pregunta de donde viene tan suculento ingreso, pero si grave es este tremendo “despiste” mas grave y delictivo es que para “compensar” se ejecuten pagos ficticios, y peor aún es que el mismo “despiste” y la misma solución se repita tres años más tarde.

Si en la primera ocasión que este delito ocurrió (2004), estaba Antonio Moreno sentado en el sillón de la alcaldía y su delegado de hacienda era De Bernardo, en la segunda (2007), De Bernardo ya había heredado el sillón de alcalde, o lo que es lo mismo, Manuel María De Bernardo, el manos limpias, el guenagestión, el de las libertades bicentenarias, el de las fotitos, estuvo y está ocupando cargos de máxima responsabilidad política durante todo el tiempo en que gotita a gotita, tacita a tacita, los dineros de los isleños se fueron esfumando y estuvo como responsable político durante el tiempo en que según la Cámara de Cuentas se cometieron tan graves delitos en la contabilidad municipal.


Hoy y ante tanta incompetencia, caos y descontrol en el Área de Hacienda, hasta se especula con que los ocho millones de euros desaparecidos, nunca existieron, pero lo que está meridianamente claro es que si esto fuese así, el informe de la Cámara desvela toda una serie de “irregularidades” que por su gravedad podrían constituir una serie de delitos continuados durante un periodo de seis años…

Mientras, los ciudadanos, los isleños e isleñas, cada vez mas, afirman convencidos que el Sr. Clemente no pudo llevarse tanto dinero el solito, que el último numero del escalafón municipal pudiera, sin que nadie lo advirtiera, alterar hasta ese punto la contabilidad y cada vez mas, estamos convencidos de que existen muchas mas responsabilidades y responsables en esta increíble mamarrachada, única en España.

Mientras, los ciudadanos isleños, nos preguntamos que estará ocurriendo en los despachos de los Juzgados, del por qué tanta lentitud y del por qué el Tribunal de Cuentas y la Fiscalía Anticorrupción, no han entrado a saco en las dependencias municipales. A fin de cuentas, es a nosotros a quien posiblemente nos han robado, es a nosotros, los contribuyentes a quien han estafado y es contra nosotros, los cañaillas que posiblemente se ha delinquido.

Pues eso, que otra vez le pregunto al alcalde ¿Don Manuel, donde están los ocho millones?, ¿Don Manuel, qué excusa existe ahora para no iniciar la auditoría externa aprobada en Pleno por unanimidad? Y otra vez le exijo, ¡Alcalde, vete ya!