A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

12 de diciembre de 2011

La PAndilla montó el belén


Que la religión pertenece al ámbito de lo personal es algo en lo que creemos y convenimos algunos/as pero a pesar de lo establecido en la Constitución (Art. 16-3), recientemente reformada por orden de los mercados, algunos políticos que la celebran con discursos e izados de banderas, se la pasan por el forro con la excusa de “la tradición” y desde lo publico y como partido, practican descaradamente sus ritos y sus liturgias.

Nunca me ha sorprendido ver a gavioteros y socios verdiblancos en actos religiosos luciendo medalla capitular o rociera o ambas a la vez, nunca, por habitual, me llamó la atención oírles la expresión “sidiosquiere” ni verles fotografiados con sotanillas y cofrades firmando “acuerdos de colaboración”, pero nunca me imaginaría un partido anda-lucista montando el belén en su sede y llamando al cura para bendecirlo… ¡Que barbaridad! ¿Hasta donde serán capaces de llegar mientras enarbolan a Blas Infante, republicano, como su inspirador?

Por supuesto qué, cada persona es libre para creer en lo que quiera, y todo aquel que necesite un dios para vivir y justificar lo que no puede entender, está en su derecho a invocarlo, pero nadie y mucho menos un representante político elegido constitucionalmente, puede imponer a toda la comunidad ciudadana sus creencias y sus ritos, en ese caso se estarían situando en la misma inconstitucionalidad que los que ellos denuncian cuando piensan, actúan o legislan contrariamente a sus credos religiosos o políticos-fácticos.

Es la practica burlona e hipócrita a la que nos tienen acostumbrados y a la que, cada día más, nos van a someter impunemente.

Estamos viendo, sin rechistar, como utilizan el hablar en nuestro nombre, interpretar nuestros deseos y nuestros intereses, incluso se regodean de “consensuar y negociar” con nosotros y de abanderar nuestras reivindicaciones; trabajan con nosotros y para nosotros, pero lo cierto es que mientras ellos viven de putísima madre, nosotros cada vez estamos peor y cada vez somos más los expulsados de su “estado del bienestar”.

Y para muestra, otro botón más: Cruz Roja (institución humanitaria de carácter voluntario y de interés público, que desarrolla su actividad bajo la protección y la subvención del Estado Español, Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y cientos de entidades privadas, voluntarios y colaboradores, cuyos Principios Fundamentales son el Código de Conducta e Ideario del Movimiento Internacional de la Cruz Roja que constituyen las señas de identidad de la Institución en todos los ámbitos y niveles de actuación, "Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Carácter Voluntario, Unidad y Universalidad…) y el comité de empresa han llegado a un acuerdo para retirar el ERE, a costa de la eliminación del 25 por ciento del complemento ad personam y la ampliación a 40 horas semanales del trabajo de la plantilla, que hasta ahora estaba en 38,5 horas. ¿Acuerdo o estoesloquehaysinotevasatucasa?

Pues eso, que ellos montan el belén y “serán capaces de hacer más y mejor gastando menos dinero” por nuestro bien y consensuando con nos y nos a lo nuestro, la zambombá y a misa de doce.