A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

5 de enero de 2009

De recaudador de impuestos pasó a ser alcalde y ahora ejerce de alcalde-recaudador


Buen legado nos dejó Antoñito. Alguno dijo de el que vestía La Isla de domingo mientras nos tenía la olla vacía; las amigas de mi madre le votaban porque era muy guapito y al final, hasta yo le admitía como algo inevitable y casi le cojo ese cariño que se le tiene a la mascota del vecino.
Reconozco que lucía muy digno y serio el bastón de alcalde en la procesión del santo entierro y que de populista hasta se hizo popular y simpático cuando después de la misa de doce paseaba su sonrisa y sus saludos por la calle real… Nunca imaginé que pasados los años, al sufrir su “legado” le profesaría tal manía que casi roza el rencor.
Primero le nombró recaudador municipal, antes o después lo afilió y le encumbró hasta primer teniente de alcalde y como guinda le cedió el sillón. ¡Buena herencia nos dejaste Sr. Moreno!

Fue su maestro y mentor pero el pupilo le ha superado: Tu pagabas las flores de los pasos y el ahora les regala miles de euros en subvenciones y nuestro escaso suelo para mas templos; Tu, casi nos enternecías cuando llorabas por los cuarteles que se llevaban y el está consiguiendo que La Isla sea un cuartel y que Defensa no quiera ni oír hablar de nosotros; Tu nos subías el IPC cada año y el consigue que los que subamos seamos nosotros ¡por las paredes! con los subidones…
Y es que “de raza le viene al galgo”; de recaudador de impuestos pasó a ser alcalde y ahora ejerce de alcalde-recaudador. Y no es que sea malo, eso de recaudar, siempre que sea lo necesario y lo justo para que el destino de “la buchaca” sea para invertir en futuro, en puestos de trabajo, en barriadas decentes y habitables, en seguridad ciudadana, en servicios… Pero el ansia y profesionalidad que pone el heredero en recaudar no es precisamente para esos fines sino por el contrario, en pasar a la historia como el que más fotos se hizo, mas inutilidades nos trajo, mas despreció a la ciudadanía y un largo etc en mor de un bicentenario solo enfocado a recrear el pasado y que para nada mira al futuro, un bicentenario lleno de palabras que en su boca suenan vacías y sin contenidos.

Para colmo, se ha rodeado de una comparsa cómplice que le arropa y le justifica: De nuevo la Marichita, en el último pleno del año, se dejó caer con otra de sus perlas para enmarcar: “San Fernando tiene 100.000 habitantes y muchas asociaciones, entidades y partidos y nadie ha presentado alegaciones a las ordenanzas fiscales…”

¡Pues claro! Esas alegaciones, las que se presentan en el registro, por escrito y en tiempo y forma, no, entre otras cosas porque se las pasáis por el ojo del puente; pero las que se hacen en forma de quejas, concentraciones, recogida de firmas, pancartas desaparecidas, notas y más notas de prensa de sindicatos, asociaciones y partidos que públicamente os han pedido la congelación de los impuestos para este año, haberlas las hay y también las habéis desestimado con desprecio y silencio administrativo.

Antoñito nos timó con su legado, y su heredero nos toma el pelo y las pelas pero lo peor es que nos tome por idiotas y que nosotros se lo permitamos.
¡Que faltita hace la natividad! pero de un Movimiento Ciudadano con las p… (*) bien puestas. (*las pilas).