A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

27 de noviembre de 2009

“Todo está consumado…”



Nuestros beatos ediles, por unanimidad, han consumado la increíble proeza de nombrar a una imagen religiosa como “Regidor Perpetuo”… y se quedan tan panchos.

Esto no es un relato novelado de algo que ocurrió en la epoca de las cruzadas, por increíble que pueda parecer, esto acaba de ocurrir en el Pleno del ayuntamiento de La Isla, en el siglo XXI, en un estado que, constitucionalmente. es aconfesional.

Pero lo que realmente resulta chocante no es que el partido andalucista o el partido popular, ambos, herederos de la ideología patriarcal de los antiguos caciques y señoritos andaluces o de los golpistas nacional-católicos de Franco, es decir, la derecha y la ultraderecha que codesgobiernan la ciudad, lleven a pleno este disparate y lo aprueben, sino lo que realmente es mas indignante que unos señores que se dicen de izquierdas y que presumen de demócratas y de socialistas, den su apoyo y voten a favor de distinguir con tal nombramiento a la imagen de una cofradía.

La actitud del PSOE local solo se puede entender y justificar por intereses electoralistas en una ciudad donde 24.000 isleños e isleñas pagan cuota a las mas de veinte cofradías semanasanteras que existen; Eso se llama “poner en almoneda la ideología a cambio de votos” o lo que es lo mismo “hipocresía política”.

Don Fernando López Gil, ese que en alguna ocasión y en la intimidad del corrillo de amigos, se ha declarado ateo, ese que luce la insignia del partido que fundó Pablo Iglesias, precisamente ese, se pasa por el arco del pernil, el Reglamento Municipal de Honores y Distinciones y la mismísima Constitución y se convierte en idolatra por conseguir mas votos entre los capillitas.

Estos, nuestros ediles, no se enteran y no aceptan que las creencias religiosas pertenecen al ámbito de lo personal, no se enteran que los electores profesan distintas religiones o sencillamente no tienen ninguna, y que con esta actitud están discriminando y despreciando a los no católicos; ¿Acaso, llevarían al Pleno y aprobarían algun reconocimiento o titulo a José Smith fundador de la iglesia mormona o a Lutero? Imagino que no, a pesar de que una importante minoría de cañaillas son mormones o evangelistas.

Los cargos publicos a titulo personal, tienen todo el derecho a militar en cualquier religión y a practicarla, pero como representantes de las administraciones, deben abstenerse tanto de lucir tal condición confesional, como de imponerla en la vida política de la ciudad. Pero estos, son capaces de todo por un voto.

Como dijo el nazareno a la hora de morir, “Todo está consumado…”

3 comentarios:

Rafael Vilas García dijo...

Practicar una religión es normal en determinadas culturas. Nombrar a una imagen de culto religioso nada más y nada menos que Alcalde-Regidor de una ciudad, es simplemente un acto de superstición y un desprecio a las leyes. Intentar hacer de los elementos totémicos de unos pobladores de determinada creencia religiosa, elementos dominantes, excluyan a aquellos otros que por no ser oriundos o del mismo culto religioso, quedan así expuestos al núcleo identitario de los supersticiosos y a la vergüenza de verse incluidos en la sinrazón de estos, es un acto de prepotencia y caciquismo.
Por otra parte: capillitas-trentinos, curillas cavernarios, señoritos y chusqueros no suelen votar PSOE por muchos regalos que el PSOE les haga.

La Isla Misteriosa dijo...

Antes de esa frase, hubo otra: "Perdónalos porque no saben lo que hacen". Siento asco, vergüenza e indignación. Una vez más, el opio del pueblo es fumado en un gran porro municipal, adornado, eso sí, con corbatas, puños con rosas, gaviotas y manos de cinco dedos. De corazón, que se pare el mundo que quiero bajarme.

daalla dijo...

Me temo que no irés muy lejos en el camino de la izquierda habiendo tantos cofrades o al menos tantos cotizantes a las cofradías. No casa lo uno con lo otro.Sencillamente vergonzoso y vergonzante.Como en los tiempos de Queipo de Llano.
Saludos