A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

12 de marzo de 2010

Tocada y fuga


Hace tiempo que Mamen andaba “tocada”, hace tiempo que sus propios compañeros le acusaban de manipular congreso, listas y cargos, compañeros que fueron silenciados y apartados por críticos; Ramón Cué, Paquita Rivero y otros significados militantes del PP local sufrieron las consecuencias de los codazos de esta arrivista.

Los ciudadanos y ciudadanas isleños, votantes y simpatizantes de la Señora, también se la tenían sentenciada por traicionarles con el temita del tranvía; El Pacto Infame y el apoyo a ultranza al moribundo alcalde, responsable político del vaciado de las arcas municipales, la pusieron en el punto de mira de la Plataforma que también pidieron su dimisión.

No solo los problemas internos entre la Señora y sus compañeros, no solo su boda política con don Manuel, sino que también su manifiesta ineptitud para gestionar las delegaciones, que en la rifa de sillones, le tocó, han sido el detonante para este otro pariré y tocada y en fuga arguye: “lo único que puedo hacer es agradecer la oportunidad de haber estado quince años con la gente de La Isla, algo que no tiene precio. El presidente regional me había pedido una incorporación inmediata a mi cargo en exclusiva como parlamentaria, pero finalmente me ha dado un pequeño plazo para poder dejar todo bien atado”.

Así es, para la Señora, ha sido una magnifica oportunidad de estar quince años comiendo de la sopa/boba y sí que ha tenido un precio, altísimo precio, que hemos pagado los cañaíllas, económico y político, de inoperancia y despilfarro, de oscurantismo y de traición.
Y por supuesto, Arenas y Loaiza, con el más puro estilo, heredado de su antecesor e inspirador, de su “caudillo”, le dieron el plazo necesario para que dejara “todo bien atado”. Miedo da pensar en que será lo que ha “atado” para el futuro de La Isla.

Mamen y sus jefes, ante la presión ciudadana, ante la incapacidad para justificar el Pacto por los Sillones, ante la falta de argumentos para el apoyo incondicional al peor alcalde que ha tenido esta ciudad, ante la creciente oposición y desconfianza que han creado entre sus electores, ante la cercanía de los comicios locales…han decidido que la Señora se marche a Sevilla, han encontrado la excusa perfecta para quitársela de encima. La Señora, tocada en las dos alas de su gaviota, se da a la fuga.

Y como dice el refrán, “a enemigo que huye, puente de plata”, ¡Hasta nunca, Señora!

De momento, la razón y el movimiento ciudadano, representado por Plataforma, van ganando por Cero a Uno. Ojalá que no tengamos que aguantar quince largos meses para asistir también a la fuga del alcalde.