A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

29 de mayo de 2011

Ahora toca ser consecuentes


Después de los resultados, después de las reflexiones, después de celebraciones y lloreras lo que toca es ser consecuentes con lo que han dictado las urnas y también con los discursos, proclamas y autos de fe.

Dos cosas fundamentales se desprenden de los escrutinios; los isleños pueden ser pasotas o indolentes pero no tontos, y cuatro años de desgobierno, de actuar como un cacique, de no asumir la responsabilidad del desfalco y de tomar el pelo a la gente, se pagan con la misma moneda; Si el sátrapa nos ha despreciado, ahora, el, recibe el desprecio de los ciudadanos. Y segundo, los isleños no le han dado a nadie una mayoría absoluta para poder gobernar o desgobernar a su antojo.

En mor de “la gobernabilidad de La Isla”, hace cuatro años se nos vendió un pacto infame, un pacto que pronto se reveló como el pacto por los sillones; La gobernabilidad como coartada nos deparó cuatro años insufribles, dos gobiernos paralelos, multiplicidad de sueldos bobos, complicidades y demasiadas fotos. Hoy los jefes de filas del PP repiten las mismas cantinelas por todo el Estado “Que gobiernen las listas mas votadas”… reclaman… “lo primero, auditar las cuentas y darlas a conocer”… repite García Pelayo y alcaldes electos del PP.

Quizás, en consecuencia con estas proclamas, quizás, en consecuencia con lo que hemos escuchado en boquita de Loaiza durante su campañita, el PP isleño debería impedir que sus ex socios del PA puedan tener responsabilidad de gobierno y debería garantizar a los isleños, que lo primero de lo primero es levantar las alfombras, auditar las cuentas, todas las cuentas y dar a conocer el estado real de las arcas municipales. Sería un gesto de honestidad y coherencia.

Sería deseable también, que Nandito y los suyos, en un ejercicio de coherencia, no se sacaran de la manga el argumento de "la gobernabilidad" o el de “parar a la derecha” para hacer proposiciones indecentes a los defenestrados del PA, aquí, las cosas y la correlación de fuerzas están donde las urnas las han puesto; Sería una traición a los ciudadanos y a lo que han venido defendiendo, el darle a De Bernardo lo que el pueblo le ha quitado.

Sabemos que los que se llaman andalucistas están en venta, el buhonero mayor en la provincia ya lo ha proclamado, Sánchez Heredia dice que no tiene preferencia "ni con uno ni con otro" para futuros pactos, o lo que es lo mismo, les da igual, por delante o por detrás, la cuestión es trincar cachitos de poder y paguitas regaladas, hacer verdad lo de “a ganar”; Quien se vende a cualquier precio, no debe ser comprado por nadie.

Ahora toca ser consecuentes, no hacen falta mayorías absolutas para desgobernar o para imponer. La Isla necesita consenso en los análisis, consenso en los programas y consenso en las soluciones; La Isla no puede ni debe despreciar a nadie, los cinco pueden aportar, los cinco tienen la obligación de poner sobre la mesa capacidad de dialogo, propuestas y soluciones para el futuro de La Isla, no estamos para imposiciones, necesitamos acuerdos y participación.

La previsible bancarrota del ayuntamiento necesita claridad y transparencia y la aportación de todos para superarla, el paro galopante necesita de un foro o mesa por el empleo donde los cinco mas los agentes sociales y económicos de la ciudad, sepan debatir y aprovechar todos los recursos para crear empleo y/o fomentarlo, el pgou y el peprich necesitan para su desarrollo y para que sean herramientas útiles del consenso y aportación de todos, la participación ciudadana debe de garantizarse con la aprobación de un nuevo reglamento, la participación es buena y no puede tutelarse ni puede ser virtual…

Pues eso, que quizás sería bueno que nadie gobierne con mayoría absoluta, que nadie repita pactos por sillones, que para sacar adelante cositas buenas para La Isla solo es necesario que los discursitos, las proclamas y las buenas intenciones se transformen en dialogo, consenso y ganas de trabajar, que el alcalde sea el de la lista mas votada pero que el alcalde no vuelva a ser un cacique prepotente.