A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

1 de mayo de 2011

Carta abierta a Don Fernando López Gil


Estimado Sr. López

Nuevamente me siento decepcionada por usted, hoy no le he visto en la manifestación del 1º de Mayo, tampoco hoy le he leído ni una sola declaración en relación a los cinco millones de parados y paradas que sufrimos y ha terminado la legislatura con el responsable político del desfalco presidiendo el pleno y usted no ha tenido el coraje de presentar una moción de censura, aunque todos y todas sabíamos que el PP no la apoyaría, pero hubiera sido un buen gesto por su parte.

Lamento el escarnio sufrido por su compañero Paco Sánchez Reyes, es un buen hombre que no merece que los fascistas del PP/PA le ataquen de esa manera, aunque, quizás sería conveniente que tanto usted como algunos de sus compañeros de filas, aclaren las posibles responsabilidades en actuaciones “bastantes irregulares” en el tema de los ERES.

Sinceramente, creo que el derroche de dinero que está usted invirtiendo en su campaña, no se corresponde con la austeridad y la moderación que en la mal llamada “crisis” sería deseable en un partido que se proclama como socialista y obrero, ni tampoco me parece razonable la cantidad de proyectos irrealizables y basados únicamente en el ladrillo que sus colaboradores le dibujan y que usted presenta con brillantez ayudado de pantallas y punteros, mientras, no le he oído ni leído propuestas concretas y creíbles sobre como fomentar la creación de puestos de trabajo desde el ayuntamiento.

Esta servidora, podría describirle algunas razones mas por las que usted me decepciona, pero con las expuestas, ya tengo motivos suficientes para rogarle que me borre usted de su lista de contactos, a la que nunca le pedí que me rolase, pues no deseo seguir recibiendo sus mensajes rogándome apoyos para que usted pueda conseguir una mayoría absoluta que ni merece ni se corresponde con la realidad de la calle.

Le saluda,

Alba Carvajal