A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

8 de mayo de 2011

Chequeras o programas… no hay otra.


Los de las chequeras creen que nos es necesario el compromiso escrito, que no es necesario el análisis serio y riguroso, que las propuestas se inventan, que basta con rellenar cheques al portador y poner escaparates.

Creen ellos que gobernar se compra, que el futuro se dibuja en un plano, que basta con el acoso mediático, con banderolas y pantallazos de slogans, que los puestos de trabajo se prometen, que las escuelas caen del cielo o que la cultura se le pide a los reyes magos.

Estos magos con chequera ejercen de ilusionistas, convierten desgobiernos en panes y peces, anuncian piscinas o plantan tres miles de árboles hasta en la arena de la playa si fuera necesario, desaparecen listas de espera y las convierten en centros de salud, resucitan hospitales y de la noche a la mañana convencen al ministerio de que los terrenos con traje de camuflaje son necesarios para La isla, cada conductor tendrá aparcamiento mas o menos subterráneo…

Piensan que reeditar folletos, quintuplicar sus caras, alquilar autobuses o bicicletas y colapsar nuestros buzones es suficiente, que amañar debates y ocultar a otros aspirantes les llevará al trono, no necesitan mas, no explicaran nada, la lógica no es necesaria ni la razón, ni el estado de las cuentas, ni presupuesto para el ladrillo prometido ni como harán realidad el aire que venden… el aire y el humo es gratis, la ficción no se palpa, pero las voluntades se compran y los escaparates engañan e ilusionan.

Decíamos antes de ayer, que el derroche de dinero que están invirtiendo en sus campañas, no se corresponde con la austeridad y la moderación que en la mal llamada “crisis” sería deseable, que no me parece razonable la cantidad de proyectos irrealizables y basados únicamente en el ladrillo y hoy digo que es una inmoralidad tanto desprecio, tanta egolatría, tanta falta de ética y tanta mentira, los isleños y las isleñas no merecemos este circo, esta pantomima, este alarde de chequeras, este insulto a la democracia.

Unas elecciones no se pueden convertir en un concurso de belleza, en una prueba de habilidad entre charlatanes de feria, en una tómbola o en una partida de póquer con billetes sobre la mesa.

Pues eso, que chequeras o programas, que las chispas del afilador o el potaje, que proyecto de ciudad o ficciones, que las listas del paro o el trabajo digno, que participación o catacumbas, que ciudad habitable o piscinas, que cultura o velas, que educación o botellona, que derechos o recortes, que claridad o desfalcos, que honestidad o corruptelas, que igualdad o enchufismo, que ciudadanos o vasallos… no hay otra.

El 22, nosotros y nosotras decidimos, ¿O no?