A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

27 de febrero de 2012

Los Otros y los Hunos


Los Otros, aunque con pequeños periodos de aparente esplendor y progrerío, se han pasado casi treinta y tres años mandando en esta Al-Andalus, creando la ilusión de una patria andaluza “Por si, por España y la Humanidad”, rojilla, socialista y obrera, pero la cruda realidad es que la han dejado hecha unos zorros, un cortijo desolado y arruinado donde la cultura del “pelotazo” ha tenido su más vergonzante y última expresión con la corrupta trama de los eres.

Se lo han puesto “a huevo” y en bandeja de plata a los Hunos, han ejercido de zapadores, les han allanado el camino, hicieron el nudo a la soga, nos la ataron al cuello y empezaron a apretar, le han abierto las puertas al caudillo Arenas que bajo inspiración mariana y a lomos del Othar de los recortes y la austeridad, no dejará ni una brizna de la verde yerba de nuestros derechos sociales, laborales y salariales. De la mano de estos cor-tijeras vende obreros, llegará la amenaza de los Hunos de la gaviota.

Los profetas del cambio mariano se visten la túnica farisaica de la honestidad y la rectitud, disfrazan y silencian sus 240 casos de corrupción para atacar los otros 230 casos de corrupción pesoista, se erigen en remediadores de nuestros males y ocultan que son la otra cara de la misma falsa moneda, nos asustan con la “cruda realidad” heredada, para prepararnos el cuerpo con lo que viene, nos vaticinan tiempos difíciles mientras los suyos disfrutan del sarao, patrones y banqueros continúan amasando fortunas y nosotros al desahucio y a las cifras de Cáritas, pueblos empobrecidos y sin derechos a costa de sus sueldos y pensiones vitalicias millonarias… Austeridad para nosotros, dolce vita para ellos, llegan los Hunos.

A La Isla ya llegaron hace unos meses y PP Loaiza, que accedió a la alcaldía con el pacto renovado con los bien pagaos, para la estabilidad de los isleños, con los brazos abiertos y las manos tendidas hacia todos y hacia todas, para el bienestar y el futuro, para el progreso y el trabajo, para… ¡la madre que lo parió!, ya no tiene dinero para arreglar los vertidos en Olmo, ¡Un disparate! asumir ese gasto subsidiariamente, decía su lugarteniente Romerito, mejor cambiar el parque de sitio; ya no tiene dinero para la barriada bazán o para la Almadraba o para alcantarillado o para Bonifaz y Merendero… pero firma decreto para asegurar un sueldecillo anual de 50.141 euros al teniente Nieto, 3.581,50 euros al mes (en 14 pagas), que el pobrecito ya no cobra como di-putado desde que se disolvió el parlamento o bendice un presupuesto de casi 9.000 euros para los actos de la cuaresma y no nos cuenta cuanto costarán carreras oficiales, pregones, carruseles, caché de etapa ciclista, cabalgatas, ni las horas extras de policías locales o protección civil o trabajadores de la limpieza… Sea lo que cueste, bien invertido en nuestra cultura y tradiciones, nos dirá, total, lo pagareis vosotros con vuestros recibos del IBI o la basura.

Todo el poder para los barones, decían los Otros, y lo hicieron, todo el poder para los patrones de los mercados, se excusan los Hunos y nos lo imponen y eso es lo que le espera a esta, nuestra, Al-Andalus, “Por ellos, por Spaña, y por la Inhumanidad”.

Pues eso, que tras el saqueo de los barones y la Andalucía subvencionada y cortijera, se nos viene la amenaza de la invasión de los sacrosantos Hunos gavioteros y ante eso, tenemos dos opciones en nuestras manos y en nuestra voluntad, o el acato y el sometimiento o Rebelarnos, que… ¡Ya es hora!

(Que si, Chari, que si, que ya se que se me ve el plumero, que ya se que el “Ya es hora”, es de IU, le digo a mi amiga que por encima de mi hombro espera a que termine este articulito, a mi se me ve el plumero siempre, y a ellos las chequeras y la tonsura…)