A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

5 de julio de 2009

Guerra sucia de un alcalde con palafreneros


Por sus antecedentes de politiquillo de tres al cuarto, de este señor se puede esperar cualquier cosa; no es la primera vez que pone de manifiesto su traición a los “principios andalucistas”, su ambigüedad, su marcado carácter nacional-católico, su falta de palabra, su caciquismo y prepotencia y sobre todo el desprecio hacia los ciudadanos y ciudadanas y su incapacidad como gestor y como político y ni, que decir tiene, que de las mismas “virtudes” que posee, también se adornan los miembros de esa cohorte de palmeros del comité local del PA.

Todos ellos, con D. Manuel María a la cabeza, sin norte y alucinados, han entrado en una espiral de despropósitos de tal magnitud, ejerciendo las malas artes de la guerra sucia contra todo y todos que se les oponga y practicando una política de “tierra quemada” que acabará con La Isla para muchos años.

Como decía, de ellos se puede esperar cualquier cosa, pero lo lamentable, lo increíble, lo más patético e irracional es que algunos le sigan la corriente, le entren al trapo, les reconozcan, se relacionen con ellos, se reúnan con ellos… traicionando a sus representados, vendiéndose por unas míseras subvenciones o por, no se sabe que; naturalmente me estoy refiriendo a la incomprensible actitud de la Federación de AAVV “Isla de León” y a su presidente D. Antonio Romero.

Resulta difícil creer que por la luz, el agua, el local prestado y alguna fotito oficial, no se integren en ninguna Plataforma Ciudadana que pretenda subirse a las barbas o a la calva del alcalde, es incomprensible que una verbenita de barrio a costa del erario municipal, condicione voluntades de presidentes vecinales, rocambolesco, negociar inversiones en barriadas que luego se realizan con dineros del Estado, kafkiano, declarar que “hay que esclarecer el desfalco” y no exigir responsabilidades políticas a De Bernardo y cuando menos, chocante, participar en Contraplataformas creadas y pensadas por quien es el principal y único problema para que Defensa y el PSOE negocien con la ciudad un hospital compartido o la desafectación de terrenos.

Puedo entender que Pedemonte, por mantener el sillón y el sueldazo, sostenga ese Pacto Infame, pero resulta inadmisible que esos supuestos “dirigentes del movimiento vecinal”, esos, que según la filosofía escrita de la Federación, están para defender los intereses generales de los isleños e isleñas, cual un Rebbul cualquiera, les estén dando alas a los sinsustancia y retorcidos que nos desgobiernan… y me pregunto: ¿A cambio de que, ejercen de palafreneros?

¡Ver para creer!
Pues eso, que ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor.