A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

1 de julio de 2009

El ciclamato sódico E-952: ¡riesgo cancerígeno!


Coca Cola Zero utiliza en España un aditivo que en EE.UU, México y Gran Bretaña consideran cancerígeno



El ciclamato sódico E-952, un edulcorante por el que Venezuela acaba de prohibir Coca-Cola Zero, está en este refresco en el Estado español. El E-952 no está permitido en EE UU desde 1969 por su riesgo cancerígeno. Conozca otras bebidas "refrescantes" que también tiene este aditivo.

“El producto [Coca Cola Zero] debe salir de circulación para preservar la salud de los venezolanos”, anunciaba el 10 de junio el ministro de Salud y Protección Social de Venezuela, Jesús Mantilla. En un primer momento, la información difundida por la Agencia Bolivariana de Noticias no determinaba cuál era el componente por el que se prohibía.

Esta situación facilitó que la información difundida por otras agencias europeas, como Reuters y EFE, achacara el hecho directamente a la conflictividad laboral en la empresa y sus malas relaciones con el Gobierno. Y en la memoria de todos la frase del presidente venezolano, Hugo Chávez: “Yanquis de mierda, váyanse mil veces al carajo”. “Coca Cola cede al enfrentamiento con Chávez y retira su bebida”, titulaba el diario El País dos días después de su prohibición. Mientras, los integrantes del concurso Fama, de Cuatro TV, del mismo grupo mediático, se paseaban con camisetas de este refresco por escenarios de Málaga y Albacete.

Un día después del anuncio de su retirada se conocía que la decisión correspondía a una infracción legal por parte de la empresa FEMSA de Venezuela (Coca Cola). El producto contenía ciclamato de sodio (E-952), algo que no se encontraba en la solicitud realizada en 2007 por la empresa y aprobada por el Ministerio, según explicaba el 11 de junio Davis Antúnez, director del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria del Ministerio del Poder Popular para la Salud y Protección Social.

¿A quién le amarga un dulce?

El ciclamato de sodio es uno de los edulcorantes más potentes y baratos utilizados en la fabricación de productos bajos en calorías o sin azúcar, como zumos, refrescos, bollería industrial, chucherías, endulzantes líquidos... [Ver recuadro inferior]. Eso sí, sólo allí donde es legal su utilización. Fue prohibido en EE UU en 1969. Tampoco está permitido en Gran Bretaña, Irlanda, Bélgica, Australia o Nueva Zelanda, entre otros países, según explicó a este periódico Eduard Rodríguez Farré, profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona.

Por su parte, el autor de la Guía de los aditivos usados en alimentación, Esteban Cabal, detalla: “En experimentos con animales provocó tumores en ovarios, riñones, piel y útero. En humanos se ha dicho que interfiere en la síntesis de las hormonas tiroideas y puede producir alergias. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), puede tener potencialidades cancerígenas y efectos mutágenos. Se desaconseja su consumo especialmente a niños y mujeres embarazadas y puede dañar los espermatozoides y los testículos”, explica.

Sin embargo, el ciclamato de sodio es legal en España, Italia, Grecia, Portugal, Polonia, Estonia, Lituania y varios países de América Latina. Por su parte, la OMS establece en 11 miligramos de E-952 por kilogramo de peso corporal la ingesta diaria máxima. “La agencia más estricta suele ser la FDA [Food and Drug Administration] estadounidense, mientras que la UE es mucho más laxa e influenciable por los intereses de la industria”, denuncia Rodríguez Farré.

Ante la decisión de Venezuela, la Agencia Española para la Seguridad Alimentaria comentó a este periódico que se trataba de “un problema totalmente político”. Sobre la prohibición de este edulcorante en otros países, afirmaron que no evaluaban sus motivaciones, y reafirmaron la aceptación de este edulcorante por la legislación española y la de la UE. El E-952 se encuentra en la directiva comunitaria de junio de 2008 “por la que se establecen criterios específicos de pureza de los edulcorantes que pueden emplearse en los productos alimenticios”. Previamente, en 2003, se dictaminó “una reducción de las dosis máximas”.

“Los últimos estudios que se han realizado sobre las consecuencias del E-952 son del año 2000. Tras su investigación en monos, estos sufrieron atrofia testicular e inducción a procesos cancerígenos, pero ha habido muchos trabajos que no han encontrado efectos secundarios, la mayoría pagados por la industria, para demostrar su seguridad”, reconoce Rodríguez Farré. Mar Gómez, naturópata y profesora del Instituto de Terapias Integrales y Enseñanzas Energéticas, explica a DIAGONAL: “Nadie va a decir que por utilizar un producto se vaya a desencadenar una pandemia de cáncer. Se podría, pero no se quiere. Miremos nuestro entorno, cuánta gente fallece de cáncer, y preguntémonos qué hacemos con la alimentación, cómo está el aire”. En este caso, no obstante, se necesitan grandes cantidades de edulcorante para tener esos problemas, según puntualiza Gómez. Pero, como denuncia Cabal, el autor de la guía de aditivos alimentarios, “ni siquiera podemos saber qué cantidades tomamos al consumir un producto, ya que no se especifica entre los ingredientes su proporción”. El investigador del CSIC Rodríguez Farré señala a este respecto, “la toxicidad del E-952 no es elevada, pero en el ámbito de la salud pública, cuando un producto se utiliza a diario por millones de personas, el riesgo, por mínimo que sea, no es nada despreciable. En esta situación el principio que se suele aplicar es el de precaución, y, por tanto, se suele prohibir”.

Venezuela no es el primer lugar donde Coca Cola tiene que cambiar la fórmula de su producto Zero, con la eliminación del edulcorante. En febrero de 2008 ya lo hizo en México, Argentina y Chile. Y el refresco sigue consumiéndose. La compañía lo disfrazó, según la prensa mexicana, con el anuncio de un cambio de sabor del producto.

Otros endulzantes cuestionados

SACARINA (E-954)

Según Eduardo Cabal, en la Guía de los aditivos usados en alimentación, este edulcorante es usado desde principios del siglo XX. “No se ha demostrado que ayude a perder peso. Dosis altas provocaron cáncer de vejiga en ratas en experimentos realizados en los años ‘70. Se ha dicho que pueden producir cáncer en los hijos y nietos de quién lo toma. Está prohibido en Francia y en Canadá. En EE UU es obligatorio advertir en las etiquetas sobre los productos que contienen sacarina”, señala.

ASPARTANO (E-951)

“De origen químico, fue descubierto en 1965 y se usa desde 1983 como edulcorante en muchos productos de gran consumo. En el organismo se transforma en fenilalanina, ácido aspártico y metanol. Su toxicidad está siendo objeto de encendidas polémicas en EE UU, donde ha sido acusado de provocar convulsiones, estados de coma, tumores cerebrales y ceguera”, explica la guía de Cabal. En el Estado español las etiquetas advierten de algunos de sus riesgos.

Otros productos que contienen ciclomato sódico (E-952)

BISOLAN
MERMELADAS HERO DIET
COCA COLA LIGHT
NESTEA SIN AZÚCAR
FANTA ZERO

7 comentarios:

daalla dijo...

Agradecido por la información (algo me sonaba ya de la coca cola) porque alguna que otra coca cola de esas y algún que otro nestea sin azucar nos hemos bebido. Ya no lo haremos más.
Gracias.

Felipe Medina Santos dijo...

Muy buena entrada y muy esclarecedora.
Gracias

Anónimo dijo...

Se te olvida comentar que el E-952 o ciclamato sódico, está presente en todas las gaseosas que consumimos en España desde hace tantos años, incluida La Casera. O sea que el que deje la Coca Cola Zero por este motivo, que lo haga también con el Tinto de Verano

Anónimo dijo...

Si. O sea... El tema es qué tanto consume uno algún producto. O sea... los edulcorantes están bien. Los nutriólogos los avalan. Nomás que no se puede uno alimentar de puro edulcorante.

Anónimo dijo...

Creo que el articulo es incompleto es decir no informa del todo. Como consumidor de Coca-Cola Zero he rastreado en plan detective toda la información que he podido del ciclamato de sodio que es el edulcorante causa de la discusión. Os adjuntaré los links a paginas oficiales tanto del Ministerio de Sanidad español como la Comunidad Europea en las que podreis comprobar que no hay ningún problema tambien os adjunto links a paginas de personas independienes que han tratado tambien el asunto del ciclamato. Para mi no existe ningún problema y creo que son ganas de dar noticias alarmistas sin una base solida.
Saludos
 Unión Europea:
- Directiva 94/35/CE del Parlamento y del Consejo Europeo (http://eurlex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=CONSLEG:1994L0035:19970226:ES:PDF)

 Ministerio Sanidad España:
- Real Decreto 2002/1995, de 7 de diciembre, por el que se aprueba la lista positiva de aditivos edulcorantes para su uso en la elaboración de productos alimenticios, así como sus condiciones de uso (http://www.boe.es/g/es/bases_datos/doc.php?coleccion=iberlex&id=1996/00767
1 ) El blog de una doctora: http://mondomedico.wordpress.com/2008/10/06/%C2%BFpodemos-beber-coca-cola-zero-con-total-tranquilidad/
2) El blog de un señor que se dedica a investigar cuando le llegan todo tipo de virales: http://aquiles.ticoblogger.com/2008/10/coca-cola-0-y-hoaxes.html
3) El blog de un estudiante de medicina:
http://frikimedicina.blogspot.com/search/label/salud%20p%C3%BAblica

Anónimo dijo...

Los comentarios negativos sobre Ciclamato y Sacarina son pura ignorancia dolosa (no quieren enterarse de la historia). La Guía de Aditivos del Sr.Cabal es hija de las famosas (y falsas) Listas de Villejuif)

Anónimo dijo...

Lo que más me gusta de este blog, es que aquí pueden expresarse los "alarmistas" y los defensores de las firmas que hacen millones en monedas duras "envenenando" a los incautos, por mi parte estoy feliz de encontrar una razón válida para dejar de consumir todos los productos sospechosos. no impedirá nadie que se siga consumiendo esos productos. Yo sigo solo con azucar de caña caribeña, para cualquier bevida, aunque se me dañen los dientes, por lo que he oido a la azucar de caña se le acusa de producir caries dentales, pero mi dentista resuelve eso.