A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

19 de abril de 2010

Tufillos, ¡Pues claro que si!


Dice el señor “manos limpias”, ese que se cree que tiene las mismas prerrogativas que el rey en cuanto a irresponsabilidad ante los ciudadanos y ante la ley, ese que se cree que puede hacer y deshacer con impunidad, ese que se cree que “no hacer” sus deberes es gestionar responsablemente, ese dice que el informe de la Cámara, tiene tufillo… ¡Pues claro que si!
Aquí, en La Isla, hace mucho tiempo que los tufillos, los malos olores, recorren nuestras calles y despachos; Menos mal, que de vez en cuando, el levante o el poniente soplan y se los lleva, de otro modo sería imposible respirar aire limpio en este rinconcito del sur.

Una vez más, con más cara que vergüenza, sale a los medios para no decir nada, para no explicar nada, para no justificar nada, una vez más y sin inmutarse, recurre a las confabulaciones, a las maniobras ocultas, al victimismo, al “todos estáis contra mi”, y emulando a los jerifaltes del PP con el caso gurtel, llega a insinuar que hasta los funcionarios de la Cámara, o los peritos judiciales, o los funcionarios del cuerpo de policía que investigan el robo de la caja… son capaces de dejarse manipular e impregnan su trabajo y sus investigaciones con tufillos políticos.
Este es el que luego dice que cree en la justicia, este es el que dice que cuando se termine la investigación se sabrá y demostrará que tiene las manos limpias y que los únicos culpables son los que el señalo y juzgó desde el primer día…

Siguen engañándose y tratando de engañar con que los ciudadanos y los investigadores somos marionetas en manos del PSOE (ya quisieran los fernanditos), pero lo cierto, lo único cierto, es que el tufillo a negligencia, el olorcito a ineptitud, los malos olores que destilan las facturas del alcantarillado, las que están y las que desaparecieron, la peste que desprenden los cheques firmados por el alcalde y los responsables del Área de hacienda, los dobles arqueos, los arqueos que no se hicieron, las llaves de la caja, las que no existieron y las que estaban colgadas a la mano de todos, los dineros que estaban en los papeles pero no en la caja y tanta factura sin consignación y tanta deuda a proveedores y tanta micro difusión de presupuestos en empresas, fundaciones municipales y cambalaches de partidas presupuestarias, esos son los tufillos que asfixian y ahogan a La Isla, esa es la peste que tiene usted que disipar, compareciendo públicamente, dando explicaciones a quienes pagamos su sueldo.


Por favor D. Manuel, no aguante más criticas durante otro año, evítese sufrimientos para usted y su familia que ya sabemos que usted “tiene fuerzas, cara y jornal para soportar aún más” pero aunque sea por una sola vez, explíquenos en que ha consistido su gestión responsable, y déjese de milongas excusatorias.
Por cierto que ahora se le presenta la mejor ocasión, acepte usted la invitación y participe en la mesa redonda del día 29. Hablemos de tufillos.