A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

18 de octubre de 2010

Botín en la ciudad del botín


Según la RAE, botín es el conjunto de posesiones que se concedía a los soldados del enemigo vencido. Nunca hubo un apellido mas adecuado para Don Emilio Botín-Sanz de Sautuola y García de los Ríos; presidente del Banco de Santander, rey de la banca del estado español, príncipe entre los banqueros del mundo, usurero entre usureros, amasador de fortunas y exprimidor de ciudadanos.

Este personaje ha estado en La Isla, la ciudad del botín, la ciudad donde se ha cometido el robo más grande a las arcas publicas, la ciudad 10 del paro, la ciudad del abandono y la desidia y nos dice y nos cuenta que Díaz Ferrán, el jefe de los patronos, tiene razón que tenemos que trabajar más, que tenemos que cobrar menos, que para salir de su crisis debemos de pagar nosotros y acto seguido Cupimar nos anuncia que habrá otro ERE, que 24 de sus 67 trabajadores se verán en la calle, luego se queda tan pancho, se toma su copita de champán y como mister Marshall se vuelve a sus cajas fuertes, a sus botines, a sus dividendos, a descansar del esfuerzo realizado.

Después de las fotos y los discursos, La Isla se levanta con el mismo pijama de siempre, con las mismas basuras, con el mismo agostamiento, con veinticuatro candidatos mas para sellar la cartilla del paro, con veinticuatro familias mas para apretarse el cinturón, con los mismos mediocres haciendo su campaña electoral, con las mismas mentiras, con las mismas promesas para el futuro pero con ninguna realidad para el presente.

Pero no debemos de preocuparnos, todo va bien, todo es normal, seguimos teniendo charanga, la MTV ha estado en La Isla y le contará al mundo que estamos de Bicentenario, el carril bici y sus 204 puntos peligrosos luce en la pirámide, Isla de León celebra cumpleaños mientras culebrea y las cofradías ocupan buenos espacios en la prensa; el monarca nos ha vuelto a visitar, poco tiempo esta vez, está malito pero le ha gustado la real villa y sus villanos y sus súbditos, aunque se ha disculpado por no haber visitado Olmo, ni El Pino, ni Gallineras, ni Bazan… y es que no se puede estar en todas partes.

Nada tenemos que temer, todo está en su sitio, menos la valla del parque que con permiso del Consejo y cachito a cachito va muriendo, pero eso si, están respetando los cimientos para que el nuevo alcalde la pueda levantar de nuevo, que por algo nos sobra el dinero… por cierto que, podemos seguir durmiendo tranquilos, que Maricha ya ha desmentido a Tío Gilito, las facturas sin consignación no es para tanto y lo del desfalco, bueno que sigue siendo mentira gorda, que Clemente se arrepentirá y nos devolverá la pasta.

Pues eso, que para qué alarmarse, las aves de rapiña acuden al olor a muerto y eso es normal (lo he visto en los documentales de la dos), Botín ha venido a su tierra, la ciudad del botín y La Isla se sigue levantando con el mismo pijama y con los mismos bostezos… pero esta servidora sigue estando hasta el moño.