A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

1 de octubre de 2010

Otros piquetes de los que nadie habla


En estos día posteriores al 29-S corren ríos de tinta bastante interesados en recalcar la supuesta violencia de los piquetes informativos de los sindicalistas, campaña “informativa” a la que ha precedido un mes completito de artículos y opiniones de los voceros de la patronal y de la derecha mas rancia para tratar de desprestigiar a los sindicatos de clase; Desde su convocatoria, quisieron cargarse la huelga atacando a las organizaciones sindicales.

Han esgrimido cientos de excusas para tapar el problema, para ocultar que las reformas emprendidas por el gobierno de Zapatero suponen cargarse de un plumazo el mal llamado “estado del bienestar”, suponen un ataque frontal a las condiciones laborales y a los derechos de los trabajadores y trabajadoras, ocultan que el sistema pretende salir de “la crisis” recortando salarios y endureciendo las condiciones laborales.

No han dudado en sacar a los medios y a la calle a esos otros piquetes que con la mas absoluta de las violencias e impunidad se han pasado un mes coaccionando y amenazando a los cientos de miles de empleados con contratos basura, a los precarios, a los chavales y chavalas contratados por horas, a las cajeras de los supermercados con ponerlos en la calle, con sacarlos de las bolsas de trabajo… “Si haces huelga, ya sabes a lo que te expones…” fue la frase repetida una y otra vez por jefes y encargados.

Esta violencia de los piquetes de la patronal ha sido secundada por ciertos medios de información que no han dudado en falsificar datos de participación, que no se han cortado en organizar tertulias, entrevistas ni en recalcar que la huelga no serviría para nada, que no había marcha atrás en los recortes, que las “soluciones” del gobierno eran necesarias; Se han hecho eco de las intrigas de unos patronos, capitaneados por un Díaz Ferrán que ha puesto en la calle a cientos de empleados y ha estafado a miles de ciudadanos.

Pero nadie habla de estos otros piquetes ni de sus amenazas y coacciones, ni de su violencia, ni de sus campañas. Les guste o no, el seguimiento de la Huelga fue importante, mucho mayor de lo que el gobierno del PSOE, la patronal, o el Partido Popular habrían deseado, pero podría haber sido mayor, muchísimo mayor, si se le hubieran parado los pies a los verdaderos piquetes violentos de esta huelga, los patronales. De esos, pocos medios han hablado, sólo en la calle, en nuestros barrios, en nuestros centros de trabajo, donde todos conocemos a una, dos, tres, diez, veinte, treinta personas que hubieran secundado la huelga si no hubieran sido amenazados con el despido, la no renovación de contrato o el empeoramiento de las condiciones de trabajo.

Pues eso, que basta ya de denostar a los sindicalistas y en todo caso si hablamos de violencia que se hable de esta que ejercen los otros piquetes patronales a los que no les ponen trabas ni escoltas policiales.