A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

7 de noviembre de 2010

Un Noviembre como este.


Su patética agonía, alcalde, me recuerda sin remedio la del otro, la del enano que por estas mismas fechas de hace 35 años salpicaba la pared de bilis mientras sobre la mesita de noche aún chorreaba sangre la estilográfica con la que firmaba penas de muerte.

Igual que el, el del largo nombre, Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo, usted agoniza como alcalde y como político dando bofetadas a la razón, pisoteando la verdad, riéndose de la justicia, escupiendo bilis contra la democracia y sus instituciones.

El se creía el vigía de occidente, el Mesías de la fe, el caudillo omnipotente, exactamente igual que usted, que se siente poseedor único de la verdad, guenagente y salvador de La Isla, dueño de la hacienda y su raquítico erario, el gallo del corral.

Ambos, desde el lecho de muerte os vais, dando coletazos destructores, quemando los últimos cartuchos envenenados, dejando la tierra quemada; el nos dejó un noviembre del 75 con las cunetas rebozando y usted empieza a dejarnos, en este noviembre de 60.000 euros menos, lanzando puñaladas, tomándonos el pelo y el dinero, para su ilegitima defensa, para sus manitas limpias, para empecinarse mas en las seis o siete pagas que le quedan, para no reconocer su responsabilidad en el desfalco.

Nos importa un bledo que nos ofrezca en sacrificio las lagrimitas de Maricha, inservible guardiana de la hacienda, sacándola de su lista próxima de inservibles palmeros; nos importa un comino su contrainforme de lujo, de abogados de lujo, de honorarios de lujo, pagados con lujo a costa de nuestros impuestos; nos importa un pimiento sus estupidos panfletos semanales, vendiendo humo y mentiras, repitiendo sandeces y segundas transformaciones (Sería interesante saber como los paga, si con facturas sin consignación presupuestaria ya que firma como alcalde, o a cargo de su partido ya que llevan el anagrama de la manita. En ambos casos, sería interesante saberlo pues los casi 20.000 euros que lleváis gastado en papel cuché no se pagan con las cuotas de los cuatro afiliados que os quedan y no me creo que salgan de vuestros suculentos sueldos de concejales).

Pero si nos importa y mucho los cinco insufribles meses que quedan, su agonía nos seguirá salpicando de bilis las paredes, sus ruedas de prensa continuaran llenando de lodo a La Isla, sus despilfarros engordando la ruina económica del ayuntamiento y quien sabe cuanto más…

Pues eso, mire usted por donde, su papelito de 60.000 euros, leídos torpemente por su torpe delegada y vuestras caras desencajadas ante las cámaras, salpicando la pared de despropósitos, me han recordado al enano que tanto sufrimiento ocasionó a mis abuelos y a tantos abuelos, mientras agonizaba en su lecho de muerte un Noviembre como este.