A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

12 de septiembre de 2008

El ayuntamiento de La Isla sin Memoria



(Un genocidio de más de 135.000 victimas)
En el mes de Enero del presente año, alegando la obligatoriedad del cumplimiento de la Ley, hasta 17 entidades pidieron en un Manifiesto, que el bipartito PA-PP iniciara sin demora la eliminación de los símbolos franquistas que perviven en La Isla bajo la forma de nombres de calles, lápidas conmemorativas, placas colgadas en los portales de viviendas de protección oficial, estatua ecuestre del genocida Varela y menciones honoríficas a figuras del régimen dictatorial.

El 16 de Marzo, Manolo Bernal publicó en distintos medios articulo con el titulo ¿Trabas a la Memoria Histórica? Que terminaba con el siguiente párrafo:
. Ha llegado la hora, pues, de saber si el Gobierno municipal está del lado de los demócratas o del de los insurrectos.

El 27 de marzo y en la misma línea que Bernal publique el siguiente artículo con el titulo:

Negación, trabas y tibieza a la Memoria Histórica.
A la vista de la actitud del gobierno municipal (PP y PA), no solo tengo que dar la razón Manolo Bernal sino que abundando en el tema llegaríamos a la conclusión de que no solo existen trabas, sino que también negación y tibieza. Uno de los miembros de esa pareja en el gobierno, el PP, sistemáticamente y en todas y cada una de las oportunidades y en todas y cada una de las instituciones donde se han debatido mociones para la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, se han negado rotundamente a su aprobación con rebuscados e incongruentes argumentos, cosa lógica teniendo en cuenta que esta derecha es directamente heredera de los “valores y principios del movimiento nacional-católico”. El otro miembro de la pareja, el PA, tanto en lo ideológico, lo programático como en sus actuaciones cotidianas, muestran una ambigüedad sin precedentes y el maridaje político y de gobierno con la otra derecha ultra conservadora, les lleva a esas trabas, creando una comisión descafeinada y partidista para simplemente meter el asunto en el baúl de los olvidados, actitud esta que también conlleva una flagrante traición a sus supuestos valores andalucistas y al Padre de la Patria Andaluza, Blas Infantes, encarcelado y fusilado por los antecesores de sus hoy socios de gobierno. Y cuando digo tibieza, me refiero a la actitud pasiva y expectante del PSOE, que tras el largo tiempo transcurrido desde la proclamación del Manifiesto por la Memoria Histórica por parte de numerosos colectivos de la Isla, entre los que se encontraba este partido, aún no ha llevado a Pleno la prometida Moción a la que se comprometieron. Así que, efectivamente, la conclusión es que los tres partidos con representación municipal están poniendo Negación, Trabas y Tibieza a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

Mientras tanto, en esta provincia, en una mayoría de pueblos, la aplicación de la Ley está bastante avanzada, casi no quedan vestigios…
Mientras tanto, en Andalucía, cientos de Asociaciones por La Memoria en colaboración con distintos Ayuntamientos, están reponiendo dignidad y reconocimiento a los represaliados y fusilados por los asesinos del franquismo…
Todos Los Nombres florecen por este país a cientos de miles…
Los jueces investigan y recaban datos a las administraciones…
Los demócratas, cada vez más, admiten que Sin Memoria no hay Dignidad, pero también, mientras tanto, en La Isla, seis meses después, los tres partidos con representación municipal continúan poniendo Negación, Trabas y Tibieza a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica y también hoy, seis meses después, Amere aún sigue solicitando en los medios que no se demore la aplicación de la Ley en La Isla ante el más absoluto silencio del gobierno municipal PA/PP y del PSOE en la oposición.
Por eso, hoy, seis meses después, tengo que acabar este escrito con el último párrafo del artículo de Bernal:
. Ha llegado la hora, pues, de saber si el Gobierno municipal está del lado de los demócratas o del de los insurrectos.