A mediados del siglo XIII comenzó a surgir un poblado en torno al Castillo de San Romualdo, que entonces era conocido como Logar o Lugar de la Ponte, después como castillo de Zuazo y en época árabe como alquería de Rayhana. Alrededor de este ribat y en torno al Real Carenero, atarazana situada junto al Puente Zuazo, se formó la actual ciudad de San Fernando, La Isla

23 de mayo de 2010

La versión rociera del PP


Siempre he mantenido que bajo las siglas del Partido Andalucista se escondían señoritos andaluces, defensores de caciquillos y beatones, representantes de la derecha cortijera que disfrazados de blanquiverdes fomentaban el oscurantismo capillista. Son y han sido la cara oculta, la versión rociera del PP en Andalucía.

También, por curiosa y divertida, he aludido en ocasiones a aquella frase de Marichita Espejo que para defenderse de los que le reclamaban responsabilidad, en el tema del desfalco, manifestó que “…el tiempo pone cada cosa en su sitio…”.
Pues llegado el momento, las cosas van encajando en sus correspondientes casilleros de verdad y el tiempo y los ritmos van poniendo casa cosa en el sitio que realmente les corresponde.

El barco andalucista, ya desde las últimas elecciones autonómicas, anda con una inmensa brecha en su línea de flotación, ahora, de forma inexorable se hunde, todos les tildan ya de cadáveres políticos, de especie en extinción; quizás por ello, estamos asistiendo a una vergonzosa y vergonzante huida de sus jefecillos hacia sus hermanos mayores, hacia la casa común de la derecha, se están entregando a los acogedores brazos del Pope Arenas.

El hermano mayor de la cofradía peperiana les ha preparado el cobijo perfecto, les ha inventado ese “Foro Nuevo Andalucismo” para hacerles más creíble y transitable, el que, sin abandonar la blanquiverde y la medallita de Blas Infante, aparezcan luego como candidatos del PP, como prohombres salvadores de la Andalucía pesoista.

De Antoñito no haré comentario alguno por harto conocido de los isleños e isleñas, pero basta fijarse en los nombres de los que constituyen el Nuevo Engendro:

Rafael Carmona, ex delegado de Urbanismo de Sevilla y hombre de confianza del fundador del PA, Alejandro Rojas Marcos que salió rebotado del partido tras un asunto de denuncias sobre el pago de facturas falsas por parte del gobierno municipal a personas vinculadas directa o indirectamente al PSOE y que después de abandonar la política, se reintegró a su puesto en la Cámara de Cuentas de Andalucía como auditor, donde sigue trabajando.

Daniel Sánchez, nuevo fichaje del Partido Popular en Vejer, y hasta hace poco, concejal del Partido Andalucista (PA). El ex diputado del PA y PP en el Parlamento de Andalucía, Miguel Calvo. El candidato del PA a la alcaldía de Granada Miguel Ruiz Madruga, candidato de PA del ayuntamiento de Córdoba y el ex concejal sevillano del PA, Emilio Lechuga, entre otros.

Todo un elenco de viejos defensores de “la patria andaluza” de herederos de D. Blas, que ahora, gastados y malgastados los talentos, vuelven a la casa del padre que les recibe con los brazos abiertos y deshechos en elogios y reconocimientos.

Pues eso, cada cosa en su sitio, pero ya me gustaría poder preguntarle al señor Loaiza:

¿Por qué mete en su casa a un auditor de la Cámara de Cuentas que posiblemente ha participado en la elaboración de un Informe tendencioso y con tufillo…? ¿Por qué ha utilizado ese Informe tendencioso y con tufillo para romper el Pacto Infame? O ¿Por qué pide, después de un año de complicidad, responsabilidades políticas a sus ex socios, basándose en un tendencioso Informe…? Y ¿Por qué, avala, elogia y apadrina como candidato al que, durante su mandato, se inició el robo a nuestras arcas…?